Participantes del taller de RescueMe sobre el abandono de la actividad agraria y pesquera

Taller II de RescueME: “Análisis de Impactos del abandono de la actividad agraria y pesquera”

1 de marzo de 2024
CATEGORÍA:
Noticias
COMPARTE:
TW - FB
  • En el marco del proyecto europeo RescueME se ha realizado el II taller de cadenas de impacto analizando la amenaza del “Abandono de la actividad agraria y pesquera”.
  • Ver el álbum de fotos aquí

El centro de innovación del Ayuntamiento de València, Las Naves, ha acogido esta semana una sesión de trabajo en torno a la amenaza del abandono de la actividad agraria y pesquera con el objetivo de investigar la implicación del abandono agrícola y pesquero en el sistema socio ecológico de València, l’Horta y l’Albufera.

Durante la sesión se han analizado elementos para, a futuro, definir una estrategia de resiliencia para l’Horta y l’Albufera, que ayude a mejorar su capacidad adaptativa y a que sea más resiliente.

L’Horta y l’Albufera, el territorio sobre el que trabaja el proyecto RescueME, ha sido declarado como Sistema Importante de Patrimonio Agrícola Mundial (SIPAM) por la FAO de Naciones Unidas.

En el taller se debatió sobre las causas del abandono agrícola actual, destacando como posibles causas, la falta de relevo generacional, el impacto del mercado alimentario global, el desarrollo urbano o la falta de seguridad laboral de los que trabajan en el campo.

Relevo generacional

Respecto al relevo generacional, se ha profundizado sobre la necesidad de conseguir un reconocimiento social y económico de la huerta, para que la actividad productiva sea rentable y atractiva para las nuevas generaciones y para eso “el agricultor necesita ser competitivo”. La juventud también ha sido foco de interés ya que “actualmente, aunque tengan interés no son capaces de acceder al recurso productivo”.

Las personas participantes en la sesión han destacado las diferencias a la hora de abordar la protección de la huerta y la Albufera, destacando que en la Albufera “aunque no hay suficiente relevo generacional y es monocultivo, sí cuenta con una protección legal fuerte, como es ser Parque Natural; y además los cultivos reciben ayudas europeas”.

Carácter estratégico de l’Horta

Asimismo, también se ha debatido sobre “el carácter estratégico de l’Horta para la defensa del territorio” y como la desaparición de la actividad agraria pondría en peligro el territorio y todos los servicios ambientales que genera l’Horta a toda el área metropolitana de València.

En ambos casos sí que es evidente un denominador común, una “desafección emocional” con el territorio, al no existir conexión ni sentimiento de pertenencia entre una parte importante de la ciudadanía.

Por otro lado, algunas sugerencias se han dirigido al sector público, resaltando la necesidad de recuperar las estructuras de asesoramiento a las personas productoras, así como una mayor promoción de l’Horta y la producción de proximidad, para fomentar ese sentimiento de pertinencia.

En este sentido, también se ha reclamado que se promuevan los mercados locales ya que pueden ser competitivos en precio frente a las grandes superficies, y “en muchas ocasiones el criterio a la hora de comprar por parte del consumidor no es el precio, si no la conveniencia porque está más cerca y tienen todo junto”.

A nivel europeo se ha reclamado a la Unión Europea “ir más allá” para “compensar al agricultor por esa cadena alimentaria rota desde hace décadas”, con la finalidad de “proteger el estilo de vida, el territorio y el suelo”.

De manera consensuada se ha subrayado la idoneidad de que “la agricultura mediterránea tenga un tratamiento específico en las subvenciones”.

Impactos

Durante el taller también se ha profundizado sobre los impactos negativos de no proteger la agricultura y la pesca, destacando la pérdida del elemento identitario que lleve a un menor arraigo al territorio de la ciudadanía, a posibles cambios de hábitos alimentarios, a nuevas formas de comercialización, un menor turismo, la posibilidad de la llegada de especies invasoras, la propagación de incendios o la despoblación en las comunidades muy ligadas a esas actividades como en el Palmar, por ejemplo.

Por último, se ha debatido sobre la vulnerabilidad del territorio frente a esta amenaza, identificando sensibilidades así como la capacidad adaptativa existente, concluyendo con un mensaje positivo “en función de cómo se actúe sí se puede impactar en la resiliencia del territorio y modificar nuestro futuro”.

Participantes

En la sesión han participado representantes del Ayuntamiento de Valencia, la Generalitat Valenciana, la Fundación Global Nature, el Parque Natural de la Albufera, la Universitat Politènica de València (UPV), la fundación Visit València, la Unió Llauradora, y la Comunidad de Pescadores El Palmar. La sesión ha estado dinamizada por Las Naves y Tecnalia.

 

COMPARTE:
TW - FB