Proyección y coloquio del cortometraje ‘Manspreading’, del director ganador de un Goya Abdelatif Hwidar

16 de noviembre de 2018
CATEGORÍA:
Cultura
COMPARTE:
TW - FB
  • ‘Manspreading’ es un cortometraje impulsado por el centro de innovación Las Naves, del Ayuntamiento de València.
  • La cinta reflexiona sobre el silencio ante las pequeñas injusticias cotidianas. El manspreading es el micromachismo de aquellos pasajeros que ocupan asientos adyacentes al sentarse despatarrados.
  • El próximo miércoles 21 de noviembre a las 19:00 horas.

El corto ‘Manspreading’, dirigido por el ganador de un Goya Abdelatif Hwidar, producido por la productora valenciana La Marmota Insomne e impulsado por Las Naves, se proyectará el próximo miércoles 21 de noviembre con la presencia del director y parte de su equipo.

El micromachismo del manspreading es el hilo conductor del cortometraje. “Está muy de actualidad, y me gusta contribuir a criticarlo, así como reírnos de situaciones y sacarle los colores a posiciones y reacciones extremas de la gente”, explica. “Quien vea la cinta va a sentir que viaja en ese vagón de metro, con todas las consecuencias: va a experimentar incomodidad, sentimientos encontrados, incluso puede que le hagamos sonreír ¡casi a la vez que cabrearse!”, apunta Hwidar. Y es que el punto de partida es sencillo, pero el cortometraje tiene una gran riqueza gracias a los silencios, al lenguaje gestual, al humor negro pero sutil y a la verosímil y potente interpretación de la pareja protagonista: Clara de Luna y Marco Huertas.

Este cortometraje ha sido impulsado por Las Naves, centro de innovación del Ayuntamiento de València, que con su objetivo fundacional de apostar por la igualdad y la innovación, teniendo a las personas como epicentro, vio claro que la historia que quería contar Abdelatif Hwidar ponía en la palestra temas tan candentes como la justicia de género desde una perspectiva fresca y provocadora. Asimismo también han colaborado Metro Valencia y FGV. De todos ellos se ha acordado, el director ceutí afincado en València: “La historia de este corto es única. Todo ha ido muy a favor. Nos hemos encontrado sonrisas allá donde hemos ido. Las instituciones se han portado realmente bien, empezando por el centro de innovación Las Naves, del Ayuntamiento de València, y FGV. Si no fuera por su implicación hubiera sido complicado sacarlo adelante”.

También se ha acordado del equipo de rodaje ya que “se ha comportado de manera impresionante. Con una generosidad y un amor fuera de concurso. Estuvimos grabando encerrados, 50 personas, en un vagón y eran todo sonrisas”, explica el director.

COMPARTE:
TW - FB