El proyecto ToNoWaste investiga cómo tomar mejores decisiones para prevenir y reducir el desperdicio alimentario

18 de enero de 2023
CATEGORÍA:
Noticias
COMPARTE:
TW - FB

/ Socios del proyecto ToNoWaste se reunieron ayer en Las Naves para debatir sobre los criterios para medir el impacto económico, social y ambiental y facilitar la toma de decisiones que permitan prevenir y reducir el desperdicio alimentario

/ El proyecto europeo desarrollará un proyecto piloto en València, Viena (Austria) y Graz (Austria)

/ Este proyecto sigue la línea fundamental de la Misión Climática València 2030, dentro de la estrategia Missions València

Ayer, martes 17 de enero, el Centro de Innovación del Ayuntamiento de València acogió el taller «Tomar buenas decisiones para reducir las pérdidas y el desperdicio alimentario», en el marco del proyecto europeo ToNoWaste financiado por el Programa Horizonte Europa. El objetivo de este taller era discutir entorno a qué es tomar una buena decisión para prevenir y reducir el desperdicio alimentario y cómo medir su impacto económico, social y ambiental.

Con la participación de Cuinatur, Mercavalencia, la Federación de Cooperativas Agro-alimentarias de la Comunitat Valenciana y Las Naves como socios del proyecto, la Universitat Jaume I, como socia y coordinadora global del proyecto y la participación de la la Càtedra Tierra Ciudadana, la Unió de Consumidors de la CV, Fundación Mundo 21, Naria, ANECOOP, AVA, Altaviana y la Unión Asociativa de la CV Especializada en Consumo y Calidad de Vida – UNAE, entre otros, se planteó que, a la hora de evaluar acciones de reducción y prevención del desperdicio alimentario, se deben definir criterios consensuados entre todos los actores y que pongan a las personas en el centro.

Durante el taller se desarrollaron diferentes cuestionarios que abordaban criterios sociales, ambientales y económicos y valoraban los aspectos más importantes en la toma de decisiones para conseguir tener un sistema alimentario más sostenible.

Así, en cuanto al impacto social, se han valorado criterios como la salud y la seguridad, los Derechos Laborales y el trabajo decente, o la gobernanza. A la hora de tener en cuenta criterios ambientales, el cambio climático ha sido el más votado, seguido por el uso de recursos, como el agua y la tierra. Y en cuanto a aspectos económicos, se han considerado los costes de la ejecución de la acción, así como el coste de los alimentos no producidos o de la gestión del desperdicio generado.

ToNoWaste trabaja desde un enfoque multiactor e interdisciplinario que considera no solo los retos agronómicos, económicos, ambientales y de modelo de negocio, sino también otros aspectos transversales como la psicología, el derecho y la innovación social para luchar también contra las desigualdades de género y sociales.

Este proyecto inspirará a los actores del sistema alimentario a utilizar herramientas y datos de evaluación basados en la ciencia y la evidencia para tomar mejores decisiones hacia patrones de producción y consumo de alimentos más sostenibles, que generen menos desperdicio.

El próximo taller tendrá lugar el 28 de febrero también en Las Naves y en él se compartirán los primeros resultados y se realizará el primer análisis de acciones.

La línea que sigue este proyecto europeo es fundamental para la Misión Climática València 2030 dentro de la estrategia Missions València.

Missions València 2030

El centro de innovación Las Naves y la Delegación de Innovación y Conocimiento del Ayuntamiento de València son los responsables de Missions València 2030, un modelo de gobernanza de la innovación basado en misiones que mejoran la vida de las personas. Este modelo de gobernanza aúna a todo el ecosistema de innovación, sin excluir a nadie, porque las misiones de una ciudad, un país o toda Europa se consiguen desde la diversidad y con la suma de todas las partes, de todo el talento y de todas las fuentes de conocimiento.

València está trabajando en la Misión Climática València 2030, con el objetivo de convertirse en una ciudad climáticamente neutra. Además, la ciudad ya forma parte de las 100 ciudades que la Comisión Europea ha seleccionado dentro de la misión “ciudades inteligentes y climáticamente neutras”.

COMPARTE:
TW - FB