logo-ajunt
WEB ACCESIBLE

Un proyecto de innovación convierte un solar de coches en el Cabanyal en un patio escolar

29/04/2021
  • Estrategias de ciudad
  • El proyecto ‘Un pati per a totes’ fue uno de los proyectos de innovación subvencionados por el servicio de Innovación y Gestión del Conocimiento del Ayuntamiento de València.                   
  • Un solar de coches en pleno corazón del Cabanyal se transforma en un patio de escuela inclusivo gracias al trabajo realizado por el alumnado del Colegio Santiago Apóstol y guiado por personas con problemas de salud mental.

El colegio Santiago Apóstol del barrio del Cabanyal de València ya dispone de un nuevo patio escolar para su alumnado. Un solar de coches en pleno corazón del Cabanyal se ha transformado en un patio de escuela inclusivo gracias al trabajo realizado por el alumnado del Colegio Santiago Apóstol y guiado por personas con problemas de salud mental. Este patio, bautizado como “Zona Santiago, libre para jugar” es el resultado del proyecto de innovación “Un pati per a totes”, subvencionado por el servicio del Ayuntamiento de València en la convocatoria de 2019.   

El acto de inauguración de la Zona Santiago tuvo lugar ayer por la tarde junto a un recorrido por el parque de la Remonta y el colegio Santiago Apóstol. Las personas asistentes pudieron ver el centro escolar  y su patio ubicado en la terraza del edificio, el parque municipal que actualmente utilizan como espacio de esparcimiento y la Zona Santiago, presidida por un mural de dimensiones extraordinarias de la científica de ascendencia gitana Sofia Kovalevskaya y que está enmarcado dentro del proyecto Dones de Ciència impulsado por el centro de innovación Las Naves y la Universitat Politècnica de València. En el acto estuvieron presentes Carlos Galiana, concejal de Innovación y Gestión del Conocimiento del Ayuntamiento de València; la vicealcaldesa y concejala de Urbanismo Sandra Gómez y el vicealcalde y concejal de Ecología Urbana Sergi Campillo; Elisa Valía, concejala del Ciclo Integral del Agua; Isabel Lozano, concejala de Bienestar y Derechos Sociales; Maite Ibáñez, concejala de Educación; y Emiliano García, concejal de Turismo. 

Gracias al apoyo técnico de la cooperativa Fent Estudi junto con la asociación de salud mental Nautae, y a pesar de las barreras impuestas por la pandemia, un solar abandonado y ocupado por coches se ha convertido en un lugar de encuentro, ocio y reunión donde poder impartir clases al aire libre, plantar un pequeño huerto urbano o sencillamente generar un espacio vivo donde poder desarrollar juegos diversos acordes a las inquietudes de cada persona.                       

La “Zona Santiago, libre para jugar”, nombre con el que han bautizado este viejo solar, es un innovador patio de escuela que trata de romper las dinámicas sociales que perpetúan las situaciones de desigualdad. Un lugar donde la educación retoma su esencia como motor de transformación social adecuando el entorno de la escuela y convirtiéndolo en un lugar de promoción de la convivencia, la salud y la educación en igualdad.

Gracias a la cesión de uso del solar municipal y al trabajo de Javier Molinero, Bernat Ivars y Amesura Fusteria Tradicional, encargados de coordinar el diseño, producción y ejecución de la “Zona Santiago” junto con las personas trabajadoras de Nautae y las estudiantes de ESO del colegio, el alumnado gitano en situación de desventaja social ha podido ver materializados sus deseos ampliando y mejorando el espacio escolar con un nuevo lugar para el aprendizaje y ocio. La convivencia cotidiana y un trabajo cooperativo ha hecho emerger un nuevo espacio seguro e inclusivo en el barrio valenciano del Cabanyal donde conviven y aprenden personas de diferentes capacidades y diversas pertenencias étnicas.

El proyecto Un pati per a totes ha conseguido sus objetivos: mejorar el entorno físico y ambiental del patio, romper la estigmatización del colectivo de personas con enfermedad mental y disminuir la exclusión social y laboral que sufren y aumentar la diversidad de actividades a desarrollar en el patio. 

Jordi Bosch, director del colegio Santiago Apóstol, ha señalado que “el proyecto supone una transformación enorme para el colegio porque era un sueño que perseguíamos desde la comunidad de aprendizaje de poder tener un patio escolar digno para que los jóvenes pudieran disfrutar de él. Y gracias al trabajo en red y trabajo colaborativo lo hemos conseguido. Uno de los objetivos de la comunidad de aprendizaje es abrirse a la comunidad y al final transversalmente hemos conseguido que este espacio sea para el cole pero también para el barrio. Va a ser un espacio de innovación social muy interesante”. 

El proceso de codiseño y construcción de la Zona Santiago se podrá ver en un documental que verá la luz gracias al apoyo de València Capital Mundial del Diseño 2022, con fecha de estreno prevista para los próximos meses.       

‘Del Pati al barri’, nuevo proyecto de innovación de Las Naves

Próximamente, gracias a un trabajo de colaboración con Las Naves, se iniciará un proceso de desarrollo comunitario que impulsará en este mismo lugar un espacio de experimentación comunitaria y coeducativa al servicio del barrio, generando prototipos que hagan más eficiente la innovación pública en un contexto de limitación de recursos frente un escenario pandémico. El proyecto abundará en la exploración del liderazgo de colectivos tradicionalmente discriminados o perceptores de prestaciones, explorando su funcionalidad y liderazgo al servicio de la comunidad.   

Al navegar per la web acceptes l'ús de cookies més informació

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close