logo-ajunt
WEB ACCESIBLE

¿Emprendes y teletrabajas? Metodologías ágiles para adaptarte a la nueva situación

19/05/2020
  • Col·lab
  • Estrategias de ciudad
  • Cada una de las personas que mentorizan a los equipos que forman parte del Col·lab de Las Naves comparten recomendaciones para el trabajo en remoto de gente que emprende e innova durante el confinamiento.
  • Arturo Puig, mentor de Metodologías Ágiles.

El coronavirus nos ha sorprendido a casi todos sin un plan. Muchas empresas y startups estamos cambiando rápidamente nuestros plazos de producción, venta y… en definitiva, nuestros planes de futuro. Pero por desgracia otras muchas empresas no serán capaces de reaccionar a tiempo y se verán obligadas a cerrar.

Aquel manifiesto que en el 2001 crearon los CEOs de las principales empresas de Software del mundo para hacer frente a las cada vez más cambiantes condiciones del mercado y al que llamaron Manifiesto Agile, está más de actualidad que nunca.

A continuación comentaremos cuatro de estos principios que deberás tener en cuenta para adaptarte mejor a esta nueva situación.

1. Valorar más a los individuos que a los procesos y las herramientas

Los procesos ayudan al trabajo y las herramientas mejoran la eficiencia. Pero sin personas con conocimiento técnico y actitud adecuada, no producen resultados. Con una necesidad de cambio tan rápido como la actual, es innegable que los procesos y herramientas deban cambiar ágilmente pero, para ello, primero necesitamos personas capaces de proponer iniciativas y adaptarse rápidamente.

2. Valorar más el software funcionando que la documentación exhaustiva

Los documentos son soporte del software, permiten la transferencia del conocimiento, registran informaciónn histórica y en cuestiones legales son obligatorios, pero son menos importantes que los productos que funcionan.

3. Valorar más la colaboración con el cliente que los contratos

Las prácticas ágiles están especialmente indicadas para situaciones en las que los requisitos son inestables por la velocidad del entorno.

Un contrato no aporta valor al producto; es solo una formalidad ante posibles disputas. El valor de nuestro producto será percibido como el resultado de haber dado respuesta a las necesidades del cliente, por lo que es más importante saber en todo momento qué necesita el cliente independientemente de cuáles sean las condiciones contractuales.

Que no nos extrañe recibir llamadas estos días de nuestra compañía de seguros o de nuestro banco únicamente para recordarnos que están ahí, que podemos hacer uso de sus servicios o para preguntarnos, simplemente, si necesitamos algo. Esta es hoy su estrategia de venta; recordarnos que son útiles y que nos pueden ayudar. Lo mismo debemos hacer nosotros; dejar a un lado los contratos y llamar a nuestros clientes para advertirles que estamos ahí para lo que necesiten y anticipar soluciones a sus problemas.

4. Valorar más la respuesta ante el cambio que seguir un plan.

Es más valiosa nuestra capacidad de respuesta que seguir los planes preestablecidos. Los principales valores de la gestión ágil son la anticipación y la adaptación; diferentes a los de la gestión de proyectos ortodoxa: planificación y control para evitar desviaciones sobre el plan.

Recordad que solo sobrevivirán los que respondan de manera ágil y rápida ante este cambio de planes.

Al navegar per la web acceptes l'ús de cookies més informació

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close